La leyenda de El Cristo de la Luz en Toledo

La leyenda de El Cristo de la Luz en Toledo
Agosto 11, 2015 People

Como en anteriores post, la ciudad de Toledo nos ofrece numerosas leyendas que contar sobre su historia pasada. Cada rincón de sus calles se alimenta de una de ellas, y por consiguiente el visitante puede descubrir todo un mundo paralelo de secretísmos y misterios. En el de hoy vamos a descubrir el misterio de la famosa mezquita del Cristo de la Luz, en cuyo interior se instauró una misteriosos imagen de un Cristo en tiempos donde las disputas entre las diferentes culturas dentro de la ciudad eran una continua lucha.

La ciudad acababa de ser reconquistada por los cristianos, y algunos judíos recelosos,  maquinaron un plan con el que desterrar a la religión cristiana poco a poco. La imagen de la que hablamos de encontraba en una misma capilla donde otros de diferentes religiones también acudían a orar.

También llamada mezquita de Bab Al-Mardum

La mezquita del Cristo de la Luz en Toledo.

Eran tal el odio que sentían los judíos por la imagen del Cristo que pronto idearon un maléfico plan para acabar con él y de paso matar de manera anónima a todos y cuanto fieles cristianos acudieran a venerar la imagen. El plan era el siguiente: cubrirían los pies del Cristo con un potente veneno para cuando los fieles cristianos, que tenían entre sus costumbres besar los pies de la imagen así lo hicieran, sin quererlo se llevarían a la boca y por ente a sus cuerpos el mortífero veneno causándoles la muerte. Con éste plan también los judíos conseguirían que los cristianos pensasen que su Cristo fuese el autor de aquellas muerte con lo que tambalear por otro lado la fe entre los mismos cristianos.

Pero sucedió todo lo contrario, porqué a la mañana siguiente cuenta la leyenda que el Cristo al ver a sus fieles acudir para besarle los pies, él mismo retiró los pies no dejando que los labios de los cristianos pudieran besar sus pies. Mas tarde un sacerdote descubrió el pastel, viendo una misteriosa mancha verde en los pies del Cristo.

Tal fue le hecho que el Cristo cogió fama en toda la ciudad y fueron cada vez mas los que veneraban la imagen. Todos estos hechos llegaron hasta oídos del autor del intento de asesinato, de nombre Abi Saín, el cuál tenia desde entonces terribles pesadillas donde la imagen del Cristo le perseguía junto a numerosos fieles cristianos. En una de esas en un acto de cólera, el criminal acudió nuevamente a la Iglesia y al presenciar in-situ lo  que le habían contado y el pie de la imagen desclavado de la cruz, decidió clavarle a ésta un puñal en el pecho. Más tarde y tras comprobar que no había nadie ne el lugar decidió guardar la imagen entre sus ropajes y marcharse de allí con el Cristo.

El interior de la mezquita construida en 999 bajo el Califato de Córdoba

El interior de la mezquita construida en 999 bajo el Califato de Córdoba

Una vez llegó a su casa logró conciliar nuevamente l sueño, pero al amanecer unas terrible voces que provenían de la calle le despertaron. Eran numerosos cristianos ansiosos de venganza y justicia cuyas acusaciones hacia Abi Saín de herir al Cristo no le podían traer nada bueno, aunque él pensase que nadie le había podido ver, pero ¿Entonces como sabían que había sido él?

El misterio fue desvelado al poco tiempo: los ropajes con los que había cubierto al Cristo chorreaban la sangre de la imagen herida por el puñal desde la mezquita justo hasta la casa de Abi Saín, la cuál se encontraba en la Plaza de Valdecaleros.

Sin duda una de las historias mas legendarias del Toledo antiguo. Una excusa perfecta para no dejar de visitar la mezquita del Cristo de La Luz, en el Barrio de San Nicolás, y es de las díez mezquitas que llegó a tener Toledo, la que mejor se conserva hasta nuestros días.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*